miércoles, 25 de febrero de 2009

La cara de cera.

Género: Terror senil.

Duración: Lo que tarda un médico de la seguridad social en hacer un lifting, una reducción de pómulos y una rinoplastia.

Comentario: El terror adolescente es historia. Con el estreno de “La cara de cera” se inaugura un nuevo género, mucho más maduro y alejado de los típicos tópicos del género: el bautizado como terror senil. Un perturbado Mickey Rourke interpreta a un serial killer que se dedica a atemorizar a todos los visitantes del museo de cera de Barcelona. El móvil de los crímenes se desvela a los cinco minutos del inicio cuando, a través de un flashback, se nos muestra como fue engendrado el asesino. MUCHOS SPOILERS: La madre de la criatura se masturbaba con un cirio y, por cosas de la ciencia, el niño fue fecundado mágicamente. De ese bizarro pseudo-coito nació una criatura mitad humana y mitad cera, que encontró en el museo un hogar y una familia que defendía a ultranza. El film es absurdo en su totalidad, pero especialmente lamentable es el momento en el que a Mickey se le salta un punto de la cabeza mientras apuñala a una Playmate con una vela de cumpleaños. FIN DE SPOILERS. Se merecería la nota más baja de nuestra escala, pero debido a que es el mismo director quien reconoce durante los créditos su pésimo trabajo, le subimos una duquesa (la cara de cera por antonomasia) en la valoración. Disculpas aceptadas.

Valoración:




2 comentarios:

Pare Bukkàkez dijo...

Apareix també en aquesta la Paris Hilton?
Basant-me en el cartell, es podria titular la Casa del Bukkake perfectament.

Per cert, li'n regalo una, que em fot pal parir-la com a entrada bloggera a mi. Li dic simplement el títol i el prota i vostè segur que farà la resta:
"Sólo quiero caminar", prota-agonitzat per Stephen Hawking.

sr. manel dijo...

D'acord pare, li agafo la comanda. La voldrà amb extra de grolleria? Amb ració d'acudits fàcils? Marchando!